La historia de la residencia

En 2016 la Residencia Cemar cumple, al igual que el Colegio, 25 años.

Los objetivos
Los pilares de nuestro quehacer educativo son el cuidado exquisito de los aspectos emocional y afectivo del alumno, el fomento del pensamiento crítico y la formación en valores. Pretendemos con ello que nuestros estudiantes aprendan a ser, a pensar y a compartir.
Intentamos remover todas aquellas barreras que impidan al alumno alcanzar el máximo de sus capacidades.
Detección e intervención en casos de problemas de convivencia, de falta de habilidades sociales, así como facilitar la relación con las familias.
Aspiramos a conseguir un desarrollo integral de la persona, es decir, atendemos no solo a las capacidades intelectuales, sino a lo social (convivencia), a lo individual (valores), a la práctica (habilidades).
Desarrollar la responsabilidad y la motivación. Saber cuáles son las obligaciones propias y encontrar una meta que merezca la pena.
Estimular el gusto por el trabajo bien hecho y el esfuerzo, porque la recompensa o la consecución de los fines perseguidos supone satisfacción y crecimiento personal.
Potenciar las actividades físicas.
Crear hábitos de higiene, salud y cortesía que faciliten la incorporación en la sociedad.
Nuestros educadores

Nuestro equipo de educadores, con dilatada experiencia, ejerce de guía para nuestros alumnos, son ejemplos de comportamiento y elementos de socialización (la mejor educación en valores se consigue con su ejemplo diario y su compromiso para con los residentes).

Entre las labores asignadas destacamos las siguientes:

Atención personalizada y control de las tareas diarias del grupo de alumnos que tiene asignado.
Promoción de hábitos de estudio.
Conocimiento del entorno familiar, fundamental para la ayuda del desarrollo personal del alumno.
Coordinación diaria con profesores, tutores, equipo psicopedagógico y equipo directivo del Colegio.
Comunicación constante con las familias preferiblemente en reuniones personales con padres o tutores legales del alumno.
Creación de ambiente de convivencia y estudio.
Asistencia a las evaluaciones.
Damos enorme importancia a la coordinación con el departamento de orientación, porque en el momento actual se presentan muchos problemas de convivencia, dificultades de aprendizaje, relación con las familias, detección de problemas psicológicos y de aprendizaje. Es fundamental detectar rápidamente cualquier problema psicológico (afectivo, conductual, de aprendizaje) para actuar como equipo y solucionarlo.
Instalaciones y servicios

La Residencia se ubica en el interior del recinto del Colegio Internacional Cemar en el municipio de Mondariz-Balneario.

La Residencia dispone de salas de estudio, salas de televisión y ocio, instalaciones deportivas (piscina, pista de pádel, gimnasio, club hípico, Escuela de ajedrez Kasparov-Marcote dirigida por maestro titulado…).

La Residencia dispone de comedor que elabora los menús equilibrados supervisados por un médico. La calidad de los productos garantiza la satisfacción de nuestros alumnos. Atención especial para alumnos con problemas dietéticos o alergias alimentarias.

Los alumnos residentes tienen servicio de cafetería hasta las 22:00 H todos los días de la semana.

Atención y vigilancia externa e interna 24 horas.

Las habitaciones son dobles, con calefacción y baño y servicio de limpieza diario.

Los educadores de la residencia organizan y supervisan talleres que complementan la formación reglada: cine-forum, labores, cocina, técnicas de estudio, poesía y cuento…

Servicio propio de transporte de fin de semana, además de traslado de los residentes a estaciones de tren, autobús y aeropuerto, en caso necesario y recogida en esos mismos lugares.

La distribución de los alumnos por habitaciones se realiza según criterios de edad, curso y/o afinidad.

Organización especial del fin de semana: facilitamos el estudio en fines de semana próximos a los exámenes o como medida correctora en caso de vulneración de la normativa de la Residencia.

Resi Aerea